Toxoplasmosis

Es una infección parasitaria que no tiene complicaciones de niño o adulto, pero que puede tener consecuencias graves en el feto si se contrae durante el embarazo. Se transmite a través de las heces de los gatos, pero no es la única manera, ya que se puede transmitir a través de la comida que haya estado en contacto con el parásito. Pero tranquila que es fácil de eliminar con el calor o la higiene.

Una vez que la has tenido tu organismo crea anticuerpos para que no la vuelvas a contraer. A lo mejor ya la has pasado de niña y no eres consciente, tu médico te mandará las pruebas junto con el análisis rutinario de sangre.

Puedes evitarla siguiendo una serie de precauciones que ya detallamos en un post aquí