La alimentación del bebé durante el primer año

Una de las preguntas que más nos hacemos cuando ya tenemos al bebé lactante en casa es la de cuando vamos a ir introduciendo otro tipo de comidas a su alimentación. Os intentare reflejar de una manera sencilla los consejos de mi pediatra.

La alimentación complementaria no debe introducirse nunca antes de los 4 meses de vida.

5 MESES: Introducir cereales sin gluten (en papilla o biberón), poco a poco en el desayuno y la cena. Preparamos la leche siguiendo las pautas recomendadas y después agregamos los cereales. Tener en cuenta que no le espese mucho al principio porque le será más complicado de tragar.

5 MESES Y MEDIO: Empezamos con la fruta en la merienda. Lo mejor es introducirla de una en una para asegurarnos que no le dan alergias. Se las preparamos en puré (cruda y pelada). Si se desea añadir un poco de leche a la papilla no debemos mezclarla nunca con naranja. Las primeras frutas a introducir pueden ser: plátano, pera, manzana y naranja.

fruta

 

6 MESES: Llegan las verduras! Estas pasarán a sustituir el biberón del medio día para convertirse en la comida principal. Se recomienda introducirlas poco a poco aunque no es necesario hacerlo de una en una.

Lo mejor es cocerlas al vapor o con mínima agua durante poco tiempo y añadirles un chorlito de aceite de oliva. No se debe usar sal ni otro tipo de condimentos.

verdura

 

Unos días después de iniciarles en las verduras podemos darles de postre un yogur, se puede empezar con los que llevan leche de continuación ya que están especialmente fabricados para lactantes.

 

6 MESES Y MEDIO: Cuando se haya comprobado que el niño tolera bien la verdura, vamos a añadir al mismo puré la carne (pollo o ternera magra) y el pescado blanco, que se van alternando poco a poco.

La carne y el pescado pueden prepararse de cualquier manera (cocida, vapor, plancha…) y luego pasarlo junto a las verduras. La cantidad inicial de carne o pescados De cada potito debe ser unos 50gr.

También empezaremos con el huevo, bien cocido, en el puré del medio día: primero la yema y luego la clara, cada vez 1/4, dos o tres veces por semana.

pure

Lo ideal es que el niño a esta edad haga 4 comidas al día que quedarían de esta manera: Desayuno: leche con cereales; Comida: puré de verduras con pollo, ternera o pescado, postre: yogur; Merienda: fruta; Cena: leche con cereales. *Algunos niños necesitan un biberón de refuerzo por la noche.

 

8 MESES: Empezamos a preparar los alimentos más sólidos, a partir de esta edad y antes de los 10 meses es importante que el niño mastique. Se puede empezar a dar petit suis, jamón york, quesitos blandos…

 

1 AÑO: ¡Es la hora de la cena! Se le puede empezar a dar lo mismo que al resto de la familia, cortadito muy pequeño: tortilla, pasta, croquetas, arroz, verduras, etc… alimentos fáciles de digerir. De postre le damos el biberón/papilla de cereales.

Las legumbres deben administrarse una o dos veces por semana junto con las verduras, inicialmente sin piel. También pueden administrarse el pescado azul y el marisco, siempre con precaución de qué le damos cada vez y controlando que no le cause ninguna reacción alérgica.

 

Si tenéis dudas ¡no os olvidéis de consultar a vuestro pediatra!

 

** Ilustraciones by Crealibvestudio

 

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *