Nuestro primer viaje de esquí con las niñas

He de reconocer que hacer un desembolso como un viaje de esquí con niños sin saber cómo se iban a adaptar a ese ritmo, me ponía un poco nerviosa. Aun así decidimos no posponerlo más porque tienen una edad ideal para empezar.

La pequeña acaba de cumplir 4 años, y la mayor cumple 6 dentro de 15 días.

Os dejo por escrito todo lo que nosotros hicimos por si os sirve de ayuda.

 

Instalaciones y clases 

Lo primero que hicimos fue asegurarnos que teníamos una guardería a pie de pista para el bebé, y que podíamos apuntar a la de 4 años a las clases con monitor (algo de lo que no estabamos del todo seguros).

Las niñas han estado 3 días seguidos (viernes, sábado y domingo) de 10h a 13h esquiando con monitores titulados. Empiezan en una recta casi sin pendiente donde les enseñan a frenar bien y a girar, y en cuanto aprenden lo básico les suben a un remonte pequeño y empiezan a esquiar con monitor.

Lo que más miedo nos daba era que le cogiesen miedo o que no quisieran volver, pero ha sido todo lo contrario. Han terminado todos los días felices, madrugaban con ganas de esquiar y se reían de las caídas que habían tenido. Lo mejor es que han empezado a la vez y se animaban la una a la otra.

IMG_6430

 

Equipación 

¿Qué compro? ¿Qué alquilo? ¿Cuántas veces lo va a usar?

Cuando piensas en subir a la nieve piensas que tienes que hacer un gran desembolso en material, pero también hay trucos. Nosotros pedimos prestadas algunas cosas para la primera toma de contacto. Otras, las hemos comprado de segunda mano: hay material casi a estrenar por menos de la mitad de su precio en tienda ¡os animo a que busquéis mucho!; y para el resto de prendas (como los pantalones, los calcetines o las camisetas térmicas) esperé a los descuentos del black friday para comprarlos, pero las rebajas también son muy buena ocasión.

Mis hijas han llevado:

  • casco*
  • gafas
  • pantalón y abrigo (o mono) de nieve
  • camiseta térmica
  • forro polar
  • calcetines de esquí
  • botas de esquí*
  • bastones*
  • esquíes*
  • botas de après ski
  • guantes o manoplas de nieve

* se puede alquilar en pista

 

       Selección mejores precios Amazon Enero 2019

-> Casco Roxy niños 27€

-> Gafas CEBE antivaho niños varios colores 20€

-> Pantalón esquí 25€

-> Abrigo esquí 36€

 

Edad

¿A qué edad es bueno que empiecen a esquiar mis hijos?

Ningún niño es igual a otro, ni por supuesto tienen la misma evolución en cuanto a equilibrio, movimiento y capacidades motoras. Muchos de los padres con los que he hablado me han dicho que sus hijos empezaron a los 3-4 años, sin embargo yo el año pasado no veía a la mayor preparada, no podía ni coger la bici con ruedines… Así que decidimos posponerlo un año más y ha sido un éxito; Al contrario que la mayor, a la peque siempre se le han dado mejor los deportes, lo que nos ha permitido poder apuntarlas a la vez sin problema.

 

Consejos y reflexiones

Nos hemos dado cuenta de que es necesario que aprendan con un profesional desde el principio, aquí reside la verdadera inversión. Que aprendan a frenar, girar, incluso a caerse bien, es fundamental.

Tras la primera clase se nos ocurrió la «brillante» idea de subirnos a un remolque pequeño con ellas, y fue toda una odisea. Nos pisaban los esquís, nos caíamos, girábamos bruscamente … pasamos hasta miedo. Lo importante es que aprendan bien y después ya se verá.

Otra cosa que nos facilitó la primera toma de contacto con las niñas y la nieve, fue llevarlas una tarde a la salida del colegio a Madrid Snow Zone. 50 min de monitor individual, con risas y juegos, fueron suficientes para que ellas mismas nos pidieran subir a la montaña y «esquiar de verdad». ¡Punto para nosotros! -> La clase incluye toda la equipación, así que os podéis despreocupar del todo 😉

 

 

 

También nos hemos dado cuenta de que es algo que tenemos que disfrutar a partes iguales. No vale obligarles a esquiar si ellos no quieren. Recuerdo un padre en pistas obligando a un niño que no paraba de llorar a ponerse un casco y salir a esquiar, y se me quedó grabado… Desde un principio las hemos dado a elegir entre esquiar o ir a la guardería de nieve, y por suerte ¡se han animado a esquiar todos los días!

Desde luego ha sido una experiencia increíble poder hacer algo así en familia, y según vayan creciendo, lo disfrutaremos aún mas.

 

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *