Las torrijas de la abuela

Ya estamos en Semana Santa, y más allá de procesiones y vacaciones familiares, es tiempo de torrijas. Es uno de los «postres» más típicos de esta época del año, aunque en mi casa no se comen sólo de postre, sino que cuando la abuela las hace las tomamos para desayunar, a media mañana, a media tarde, después del parque y hasta con la cervecita… ¡¡Nos encantan!!

Ya no es sólo lo buenísimas que están, sino que además son muy fáciles de hacer ¿Os animáis?

Necesitamos:

  • Pan del día anterior
  • Leche
  • Huevo
  • Azúcar y canela
  • Aceite para freirlas

Cortamos el pan en rebanadas y las ponemos en remojo en leche con azúcar. Cuando el pan se ha empapado bien las escurrimos un poco y las pasamos por huevo. Freímos cada rebanada en aceite caliente y las espolvoreamos con un poco de azúcar y canela… Y ya tenemos las torrijas listas!!

La abuela ha compartido con nosotros unos truquitos para que queden aun mas jugosas.

  1. Que la leche esté tibia, así se disolverá mejor el azúcar y quedarán menos sosas
  2. La canela mejor se la ponemos en el momento de servirlas para no «resecarlas»

¡Ya nos diréis que tal os salen! Buen Provecho 😉

a28c39bf8b0594544c86a388e4354458

 

** Fotos Pinterest

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *